Un nuevo concepto de enfermedad

Mozart, para componer sus bellísimas obras utilizaba papel, lápiz, pentagramas, melodías, ritmos. Cuando escuchamos su música conectamos con la emoción del artista, lo que nos transmite a través de los recursos que utilizó para componerla, sin detenernos en ellos.

Del mismo modo, si a una dolencia física respondemos con un remedio o un calmante, ahogamos la emoción, y esta tendrá que buscar otro camino para expresarse.

Es  importante saber que un síntoma siempre parte de un pensamiento, un deseo, fantasía o miedo. Si no hemos tomado conciencia de ello, no le hemos hecho caso, reaparece en el cuerpo con algún síntoma similar a aquello que queríamos evitar.

Las enfermedades o los acontecimientos externos dolorosos aparecen cuando estamos preparados para hacer un cambio, es decir, se proyectan para que podamos observarlos.

La medicina occidental tiene por objetivo la desaparición del síntoma, luchar contra la enfermedad, y esto es igual que luchar contra nosotros mismos, contra esa parte de nosotros que está oculta y que se manifiesta a través de la enfermedad para que podamos atenderla.

Luchar contra ella es creer que la enfermedad es un obstáculo, en lugar de aceptar que nos permite hacernos más completos a través del camino de la curación.

Pongamos un ejemplo;  si deseamos soledad, recogimiento, reposo pero no conseguimos encontrar ese espacio en nuestro día a día, aparece un signo físico que nos “obliga” a cumplir con esa necesidad: por un aumento de la temperatura corporal, recibimos la indicación médica de reposo y así a través de un síntoma obtenemos lo que necesitamos.

La Organización Mundial de la Salud, en sus comienzos definió salud como la ausencia de enfermedades, luego acordaron en definirla como el estado completo de bienestar físico y social que tiene una persona.  Teniendo en cuenta que la enfermedad es un camino de evolución, podemos definirla como la búsqueda de apertura y aceptación de los procesos internos.

Para atender a nuestras necesidades internas y  que no se transformen en una amenaza, es necesario tomar conciencia de nuestro cuerpo, de nuestros pensamientos y emociones. El Yoga y la meditación puede ser una luz en tu camino.

3 comentarios en “Un nuevo concepto de enfermedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *